Hay diferentes tipos de piscinas y es posible que no sepas cuál elegir. Eso es bueno, estamos aquí para guiarte y ayudarte a tomar una decisión.

¿Qué forma de piscina elegir?

Los criterios a tener en cuenta antes de elegir la forma de tu piscina

La elección de la forma de su piscina de construcción no se hace por capricho. De antemano, debes pensar en varios criterios que son importantes. Dependiendo de dónde se quiera excavar su espacio disponible, es posible o no instalar algún tipo de piscina en tu jardín. Financieramente, su presupuesto también puede poner límites.

¿Qué profundidad es apropiada?

La seguridad es primordial. Debes evitar ahogarte a toda costa. Si tienes un niño pequeño, la profundidad claramente no debe exceder 1 metro. Sin embargo, una profundidad demasiado baja no es ventajosa ni atractiva para una natación deportiva. Todo depende de cómo quieras usar tu nuevo espacio de agua. En general, las piscinas poliéster rara vez superan los 1,85 metros de profundidad.

Una piscina redonda es ideal para piscinas pequeñas

Las piscinas más pequeñas suelen adoptar una forma redonda. De hecho, el uso que se le da es claramente diferente al de las piscinas rectangulares, que generalmente son mucho más espaciosas. Al permitir que varias personas se inclinen alrededor del borde, son más fáciles de usar y están diseñadas para pasar algún tiempo relajándose sin ejercer un gran esfuerzo físico en el agua.

Beneficios de elegir una forma rectangular

Son muchas las ventajas de optar por una piscina rectangular, siempre que se disponga de espacio suficiente para instalar una lo suficientemente grande en casa. Logísticamente, son más fáciles de instalar que otras formas de piscinas. Por lo tanto, la instalación será más rápida. Además, le resultará más fácil realizar varias brazadas y brazadas a lo largo de la longitud, lo que no es realmente posible en una piscina cuadrada o redonda.

Una piscina con una playa ideal para disfrutar del sol

Las piscinas más lujosas suelen encontrarse en un entorno y paisaje igualmente prestigiosos. Instalar una piscina en un lugar con una vista impresionante del mar es el santo grial para muchas personas en la Tierra. Si no puede permitirse este privilegio, siempre puedes importar arena para reproducir el ambiente de una playa. Consulta una de las piscinas con playa MdP disponibles. Para que puedas pasear y tomar el sol tranquilamente desde tu jardín, como si estuvieras en la costa.

Piscina con carril de nado

Los nadadores experimentados y otros atletas habituales que luchan por el rendimiento quieren poder entrenar con regularidad. En esta situación, ¿qué podría ser mejor que tener una piscina con carril de natación en casa? Hoy en día, es muy posible encargar una piscina personalizada de este tipo. ¡Existen varios modelos, solo tienes que elegir el tuyo!