medidas de seguridad para tu piscina

Año tras año tenemos que lamentar cientos de ahogamientos en las piscinas y las playas. Puede ser verdad que uno no puede controlar al cien por cien lo que pasará pero sí que se pueden tomar ciertas medidas de seguridad que ayudarán a reducir al máximo estos tristes casos.

Tienes que tener en cuenta que muchos de los accidentes tienen lugar en piscinas privadas, y esto no es casualidad. Estas piscinas son las que no disponen de una seguridad tan profesional como en las piscinas públicas o playas.

Por eso si está pensando en comprar una piscina o ya tiene una, es importante que tenga en cuenta estas medidas de seguridad con los que vas disfrutar de tu piscina de forma segura y tranquila.

Top 5 medidas de seguridad para tu piscina

1. Vigilancia de un adulto en la piscina

No importa si se trata de piscinas pequeñas o grandes, siempre tiene que haber alguien vigilando y aún más si se trata de niños pequeños o bebés. En este último caso, se debe extremar la vigilancia y estar “siempre con el ojo encima”.

Si aún no sabe nadar correctamente, nuestra recomendación es que siempre estés a su lado y dentro del agua, vigilando y enseñándole a nadar correctamente.

A veces podemos pensar que está seguro pero en un segundo… puede suceder una desgracia. Si por algún motivo, no puedes estar vigilando, pídale a los niños que salgan de la piscina o asegúrese de que algún adulto los esté vigilando en todo momento.

2.Utilización de flotadores homologados

Sobretodo en los niños, es recomendable la utilización de flotadores o manguitos homologados. De esta forma, el riesgo por ahogamiento se ve reducido notablemente.

3. Evitar los cambios bruscos de temperatura

A esto se le conoce como un corte de digestión. Es importante que después de las comidas o incluso en el primer baño del día, se entre en la piscina de forma lenta y mojándose los tobillos, nuca y muñecas; es la mejor forma de evitar un corte de digestión.

4. Asegurar el exterior de la piscina

Además de estar dentro del agua, nos pasamos gran parte del día en la terraza y andando por los bordes de la piscina. Por eso es importante asegurarse de que se encuentra en buenas condiciones y que no es más resbaladizo de la habitual.

Se recomienda que los bordes de la piscina y el pavimento o terraza exterior sean antideslizantes.

Si se trata de terrazas de madera, deberá asegurarse de que no hay ningún clavo suelto o alguna punta rota con la que alguien se pueda hacer daño.

Eso no es todo, hay medidas de seguridad que uno no puede olvidar. En el caso de que la piscina se encuentre en un punto alto, deberá haber una valla que rodee toda la terraza.

5. Cobertores de seguridad para piscinas

Conocidas como piscinas con cubierta, son la máxima seguridad que puede tener una piscina. En el momento en que dejamos de utilizar la piscina pero siga habiendo personas en la terraza y sobretodo niños, la recomendación es poner la cubierta de la piscina; así en el caso de que alguien tropiece o resbale, se quedará encima de la cubierta y no correrá peligro.

Hasta aquí nuestras 5 recomendaciones en medidas de seguridad para las piscina. Deseamos que con estas medidas, las piscinas de jardín sean un poco más seguras para toda la familia y amigos.