Disfrutar de tu propia piscina privada es siempre un verdadero placer con momentos de alegría y felicidad con amigos o familiares. Sin embargo, la elección del tamaño de tu piscina es muy importante para aprovecharla al máximo sin que se convierta en una limitación, sobre todo en el mantenimiento de la piscina.

¿Cuál es el tamaño ideal para una piscina?

¿Cuál es el tamaño ideal para una piscina?

El tamaño de una piscina personal dependerá en primer lugar del espacio que quieras dedicarle en el jardín. La piscina no tiene por qué ocupar todo nuestro entorno exterior porque hay que tener en cuenta que solo se utilizará una parte del año.

¿El tamaño de mi futura piscina?

Cuál será el uso de mi futura piscina, esta pregunta debe considerarse antes de embarcarse en la compra. Estará dedicado a la natación en sí mismo, en este caso requerirá una piscina bastante grande. Si, por el contrario, se usa para refrescarse o incluso para salpicar a los niños, entonces el tamaño será menor.

¿Qué profundidad elegir?

La profundidad es una elección crucial de varias formas. Cuanta más agua se llene la piscina, más producto de limpieza habrá allí. También será necesario pensar en el objetivo de esta cuenca y si los futuros nadadores saben nadar. Una piscina donde los nadadores no hagan pie se vuelve rápidamente aburrida.

Elija la forma de tu piscina: rectangular, ovalada?

La elección de la forma de tu piscina será puramente estética para los futuros propietarios. La ventaja es elegir la forma que estéticamente encaje mejor en el jardín.

¡La mini piscina está de moda!

Las piscinas grandes que pueden ser complicadas de mantener no siempre son de interés para las personas que desean disfrutar del agua sin tener que sacar un montón de productos de mantenimiento o bombas de filtrado XXL. Todo esto, obviamente, sigue siendo una elección y lo que queremos hacer con nuestra piscina.

Elige el tamaño de tu piscina según el equipo que quieras instalar

La elección del tamaño también se basará en los accesorios que quieras añadir, por ejemplo una funda protectora para mantener el calor. Gadgets como boyas o botes inflables son otra forma de elegir para aprovecharlos al máximo.

La piscina cubierta para alargar el periodo de baño

La piscina, como todos sabemos, es especialmente una adquisición para el período estival cuando el calor es fuerte para querer nadar todos los días. Calentar una piscina de forma natural no siempre es fácil, especialmente si las noches son frescas. Con un cover, tendrás el efecto de un invernadero para retener ese calor y estar en el interior para evitar las inclemencias del tiempo. ¡Tanto en invierno como en verano, tu piscina siempre estará disponible!

Piscina con persiana automática

Para evitar accidentes, especialmente con niños pequeños, es fundamental proteger tu piscina contra caídas accidentales. Una lona o una persiana automática serán una forma ideal de luchar contra estos accidentes.